Cómo lograr que los productos de tu tienda online se compartan en redes sociales

Cómo lograr que los productos de tu tienda online se compartan en redes sociales

Que las redes sociales se han convertido en una vía excelente para promover cualquier acción de marketing no es algo que debamos remarcar: el social media ha de formar parte de cualquier negocio, pertenezca al segmento que pertenezca. Sobre todo aquellos negocios que están localizados en internet: las tiendas online pueden captar mucho tráfico (y conversiones) a través de Facebook, Twitter, Pinterest y compañía; incluso de Instagram a pesar de que no se puedan asociar enlaces a las fotografías que se publican. ¿Y cómo publicitarnos en las redes sociales? Se puede hacer multitud de campañas, pero las más abonadas a la conversión son las que se asocian estrictamente a los productos del ecommerce.

El objetivo de cualquier tienda online es el de vender los artículos y/o servicios que tiene en el catálogo (obvio); aunque las campañas de marketing online suelen ir enfocadas a promocionar la tienda globalmente, a promover un conjunto de artículos creando una landing page o, incluso, para dar a conocer un tipo de producto estacional o anclado a campañas concretas. Pero también hemos de promocionar cada producto individualmente en su propio contexto, debiendo instar a que se promocione solo. O casi.

No es un misterio: si disponemos de artículos interesantes seguro que hay muchos usuarios que querrán enseñárselos a sus conocidos, familiares y followers. Aparte de hacerlo nosotros, promocionándolos en nuestras propias redes, ¿por qué no incentivar que se compartan de la misma manera? Debe ser algo primordial en cualquier tienda online, pudiendo facilitar la acción de las siguientes maneras.

“Compartir en redes sociales” en todas las fichas de producto

Cómo lograr que los productos de tu tienda online se compartan en redes sociales

Esto es fundamental: cada ficha de producto ha de tener sus respectivos botones con la opción a compartirse en las redes sociales de preferencia. En este punto, resulta imprescindible saber a cuál apuntaremos con mayor interés, teniendo cada una un target de usuario que deberá encajar en nuestro estilo de producto. Hemos de comprobar que la carga de dichos botones no ralentice en exceso la página (suele ocurrir: la página se retrasa cuando el navegador llama a las Apis), eliminando funciones del botón e, incluso, cargándonos aquellas redes sociales que menos nos interesen. Recordad: la opción de compartir ha de estar en cada producto y de manera visible. Y en aquellas páginas de aterrizaje que más lo necesiten.

Poned la función de “Comparte tu compra” al finalizar el checkout

Si vosotros como dueños os sentís orgullosos de los productos que alberga la tienda online, ¿por qué no iban a sentirse igual los usuarios que los compran? Seguro que muchos desean compartir lo que han adquirido, por lo que hemos de ponérselo fácil. Y la fórmula tampoco es nueva: una ventana de compartir en redes sociales al finalizar el proceso de checkout. Elegid las redes que más os interesen, pero facilitadle esta función a los usuarios.

Agregad la posibilidad de compartir también en la zona de cliente

Los usuarios entrarán al perfil de su cuenta para ver cómo está su pedido y si todo marcha como se espera, por lo que, además de asegurar los tiempos de envío (importantísimo), podemos poner los botones de compartir en el carrito adquirido. Si hemos colmado sus expectativas con plazos adecuados de entrega, buen precio y un gran servicio de atención al cliente, no habrá razón para que no compartan sus experiencias. Lo harán motu propio y satisfechos del trato recibido.

Mails de comunicación de pedido

Cómo lograr que los productos de tu tienda online se compartan en redes sociales

Puede ser algo más complicado, pero tampoco es mala idea poner la opción de compartir en los mails de confirmación enviados desde la tienda online. Sin resultar obsesivos ni intrusivos, pero sí dando la posibilidad por si al cliente le apeteciese.

El servicio ha de ser excelente

Ya lo hemos recalcado en los puntos anteriores: si el cliente está contento con la compra y, además, se muestra activo en las redes sociales, seguramente recomiende nuestros productos. Y esto también sirve al contrario: ante un mal servicio nos crearemos un problema en las redes sociales, algo que deberemos solucionar lo antes posible.

Está claro que, si deseamos que se compartan los artículos de nuestra tienda online, hemos de facilitar el trabajo integrando los botones en aquellas zonas sensibles a la interacción por parte del usuario. Pero también hemos de ser activos en nuestras propias redes respondiendo a las consultas y, por qué no, compartiendo las menciones que nuestros clientes hayan realizado. El Social Media no es una simple estrategia de marketing: ha de formar parte del ADN de la tienda online. Con una presencia tan alta de este tipo de servicios, y la necesidad por parte de los futuros clientes de informarse antes de comprar, todo esfuerzo que hagamos por comunicarnos a través de los canales sociales redundará en el beneficio mutuo. Y si encima el cliente comparte experiencias positivas y productos que le han satisfecho, esta publicidad “gratuita” obtendrá el mejor retorno que podremos conseguir.

Related Posts

Leave a reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.