5 trucos para escribir un título gancho que llame la atención para pulsar

5 trucos para escribir un título gancho que llame la atención para pulsar

5 trucos para escribir un título gancho que llame la atención para pulsar

Ya se sabe que siempre resulta difícil destacar cuando hay mucha gente haciendo lo mismo, y es precisamente aquí donde se consigue demostrar los que valen para algo o aquellos que están destinados a no sobresalir del montón. Evidentemente, esto se puede trasladar a la perfección hacia el entorno de todo lo relacionado con el marketing digital, debiendo ser más ingenioso que nadie para así ganar la atención del usuario. ¿Y si trasladamos estos conceptos a los posts de blog? Ya sabéis que siempre recomendaremos que abráis uno para vuestro negocio, actualizándolo con frecuencia y procediendo a compartir los artículos por las redes sociales. Pero, ¿cómo conseguir la máxima repercusión? Para empezar, el contenido lo es casi todo, por lo que deberemos fijarnos en lo que hablamos y en cómo lo hablamos. Aunque claro, para que alguien entre a leer el contenido ha de entrarle por la ojos aquello que le dejemos intuir.

A la hora de compartir un post de blog siempre debemos resumirlo en una frase, siendo el título de dicho post la forma más corriente de rellenar el tweet o la actualización de Facebook. Y dicho resumen llamará la atención de la gente o no lo hará dependiendo de unas cuantas palabras que nunca hemos de dejar al azar. De hecho, el título de un artículo es tan importante que puede suponer la lectura o no de su contenido, haciendo que nuestro trabajo haya valido la pena o que haya sido casi en balde.

5 trucos para escribir un título gancho que llame la atención para pulsar

Como siempre que escribimos un post en este blog, lo hacemos en base a la experiencia acumulada, llevando ya unos cuantos miles de artículos a nuestras espaldas. Y es precisamente con la experiencia como conseguiréis los mejores títulos, aparte de seguir una serie de consejos que, para nosotros, se resumirían en cinco.

  1. El título ha de mantener estrecha relación con el contenido. No juguéis a enriquecer el título para luego mostrar un post mediocre: la lectores se darán cuenta, cayendo la calidad y credibilidad de la página.
  2. Hay que condensar lo máximo posible sin perder la esencia del contenido. Es muy difícil, pero los títulos no han de tener más de 70 u 80 caracteres, debiendo jugar con sinónimos, recorte de artículos y de conjunciones. Eso sí: que mantenga la lógica al leerlo, sin parecer el texto de un robot.
  3. Si no os acaba de convencer, repetidlo. Y así hasta que veáis que cualquiera haría click en el título sólo con leerlo. No es una manera de asegurarse su popularidad al 100 %, pero hay que tener una cosa clara: no publiquéis nada que no os convenza completamente. Ni siquiera el título de un post.
  4. Utilizad palabras y expresiones gancho. Suelen funcionar cuando escribimos el post aposta para ellas. Sólo tenéis que tomar como ejemplo el título que le hemos puesto al texto que estáis leyendo. “Puntos clave, trucos, lo mejor de, cómo hacer algo”… Expresiones que tratan de picar la curiosidad. Y en su justa medida: no utilicéis esta fórmula en todos vuestros artículos.
  5. Cread una marca. No es fácil innovar en los títulos de un texto que se va a distribuir por internet, pero hay que intentarlo. Vuestro estilo ha de ser reconocible incluso compartido a través de una red social, pudiendo combinar el sensacionalismo con el humor y ciertas dosis de sarcasmo. Siempre acordes con la temática de vuestra página y negocio.

Ya sabéis: hay que seguir ciertas pautas para todo, incluso para escribir el título de un post de blog. Si mimáis cada parte de vuestro trabajo, el resultado general crece de la misma manera, consiguiendo que atraiga, entretenga e instruya. Todo a la vez. ¿No son éstos los motivos para publicar? Aparte de obtener mayor visibilidad para el negocio, por supuesto.

Related Posts

Leave a reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.