Cómo elegir el mejor tema para tu blog en WordPress

Cómo elegir el mejor tema para tu blog en WordPress

No hay ningún tipo de sorpresa a la hora de elegir la mejor plataforma para blogs: la elección de WordPress es casi unánime. Por más que también se encuentren Blogger, Drupal y otras  más o menos conocidas, WordPress es casi el estándar en cuanto a blogs. Y gracias a estar tan extendido podemos encontrar gran cantidad de material para él. Desde todo tipo de plugins con opción a realizar cualquier función (incluso tienda online) hasta los temas con los que cambiar radicalmente el aspecto del frontend sin apenas esfuerzo. Y hoy nos centraremos en este punto ya que requiere una valoración más profunda de lo que parece: ¿cómo elegir el mejor tema WordPress para nuestro blog?

No lo tendremos fácil: hay miles y miles de temas diferentes para WordPress. De pago, gratuitos, aptos para distintos estilos de blog, específicos, con todos los elementos gráficos editables para que así podamos adaptar el tema a nuestras necesidades… Vamos, que será por opciones. Entonces, ¿por dónde empezar?

De pago o gratuito, la primera elección

Cómo elegir el mejor tema para tu blog en WordPress

Ya lo decíamos antes: disponemos de miles de temas donde elegir, empezando con dos diferencias básicas: de descarga gratuita o de descarga previo pago. Hoy en día no hay problema por elegir los que carecen de coste inicial: la calidad de los temas gratuitos es tan alta que muchos parecen de pago. Aunque eso sí: si utilizáis un tema gratuito sin modificarlo en exceso seguramente acabéis con un blog demasiado similar a otros; ya se sabe, los buenos temas gratuitos para WordPress se extienden con mucha facilidad.

Nosotros os recomendamos empezar con un tema WordPress de pago: por entre 30 y 60 euros tendréis una apariencia única para vuestro blog que será más difícil encontrar en otras páginas. Además, los de pago suelen incluir todos los archivos gráficos para modificarse, disponiendo de soporte por parte de los desarrolladores y de una mayor cantidad de plugins incluidos para su funcionamiento.

Si vuestro negocio tampoco necesita invertir en un blog, apostad por un tema gratuito y modificadlo para hacerlo más personal. Eso sí: debéis elegir uno que permita dichas modificaciones (también en el caso de los temas de pago).

Buscad el tema que se adapte a vuestra temática

Cómo elegir el mejor tema para tu blog en WordPress

Debido al diseño de los temas, y a las funcionalidades que incluye cada uno, están pensados para un estilo muy concreto de blog; por lo que deberemos concretar la temática y forma de representarla antes de adentrarnos en la búsqueda de plantillas para WordPress. Estilo de revista, minimalista y pensado para la lectura, temas para páginas de moda, de varias columnas… Las webs dedicadas a “themes” categorizan los mismos en función de estos aspectos, debiendo saber antes de buscar qué necesitamos.

No os quedéis con el primero que probéis

Esto es bastante más complicado si se trata de temas de pago, pero, si apostáis primero por los gratuitos, aseguraos de que el definitivo es el que mejor pega con vuestro estilo y/o negocio. Siempre se pueden adaptar tanto en diseño como en funcionalidades, pero es mejor tenerlo todo listo desde el inicio.

Si ya tenéis algunas entradas, páginas y etiquetas de prueba (podréis crearlas sin problema o, incluso, hay temas que ya incluyen contenido para “testear”) apostad por la instalación de diversos temas para ir moviendo y ajustando entre cada uno. Siempre mínimamente, no ajustéis en profundidad hasta que estéis convencidos de que es el definitivo. Y si no os acaba de convencer el resultado volved a probar: el primer tema que apliquéis al blog se quedará bastante tiempo, por lo que vale la pena que no os arrepintáis al principio.

Menos suele ser más

Cómo elegir el mejor tema para tu blog en WordPress

Sabemos que tendréis la tentación de implementar un tema lo más complejo posible, apostando por un diseño que cause sensación nada más aterrizar en el blog aunando animaciones junto a efectos llamativos. Y es lógico: el impacto visual es tan importante que puede ser la diferencia entre una visita satisfactoria y una tasa alta de rebote. Pero no os engañéis: los temas complejos pueden complicar el mantenimiento, la edición y, sobre todo, suelen aumentar la carga del blog y su peso; detalles que, como veremos en el siguiente y último punto, son determinantes en cualquier web.

Los desarrolladores de temas para WordPress tienden a implementar gran cantidad de funciones en sus plantillas para así diferenciarse del resto, por lo que hay que comprobar en el listado de características que son justo las que necesitamos. Ya os hemos dicho los problemas de aquellos temas sobrecargados; a los que hay que sumar el dolor de cabeza de saber qué desconectar y qué no modificar. Sencillez, belleza visual y contenido mostrado de manera accesible: éstas son las claves para mantenerse en la línea.

El tema ha de estar optimizado para SEO

Cómo elegir el mejor tema para tu blog en WordPress

Es algo que suelen destacar los desarrolladores, por lo que vale la pena buscarlo entre las características antes de descargar la plantilla. El peso y la velocidad de carga son primordiales, pero también que permitan elementos como las migas de pan, la opción de incorporar títulos H1, ajustes para añadir contenido a categorías y etiquetas, es interesante que ofrezcan espacio para añadir CSS y banners de publicidad… Un tema optimizado para SEO es el primer paso para poseer un blog “SEO Friendly“.

Algo muy importante para el SEO es que la plantilla ha de ser “responsive”; o, en su defecto, ha de soportar un tema móvil o derivar automáticamente a la página para dispositivos de pantalla reducida en cuanto el servidor los detecte. El diseño responsive es habitual actualmente, por lo que suele venir incluido en cualquier tema WordPress que se distribuye. Aun así, aseguraos bien antes de instalarlo (y después) que permite la correcta visualización en móviles y tablets: Google penaliza seriamente la falta de compatibilidad.

Éstos son los aspectos clave que se han de tener en cuenta a la hora de seleccionar los temas para WordPress, pero hay uno fundamental que no hemos mencionado: os debe gustar. Porque poco importa que sea el mejor tema del mundo: si no os gusta cómo se ve el blog tampoco os apetecerá crear contenido para él. Y ése es el principal problema que tendréis a largo plazo.

Related Posts

Leave a reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.