¿Cómo hacer el estudio SEO de una web? Algunos puntos básicos

¿Cómo hacer el estudio SEO de una web? Algunos puntos básicos

Ya hace tiempo que no traíamos al blog un tema tan popular y del que tantos ríos de tinta se vierten a diario, siendo uno de esos aspectos en los que todos tenemos nuestra propia experiencia y opinión. Sí, estamos hablando del SEO o posicionamiento orgánico de las diferentes webs con respecto a las palabras clave, algo que ha ido variando con el paso del tiempo hasta convertirse casi en un poder oscuro. ¿Cuántos negocios han caído por no tomarse en serio este aspecto tan clave del contenido? Muchos. ¿Y cuántos han pasado a obtener amplios beneficios simplemente habiendo apostado por el SEO? Nos encontraríamos con cifras igualmente altas, por lo que es algo que jamás se debe menospreciar en ninguna estrategia de marketing web. Pero ¿qué es lo que tenemos que mirar para encontrar las claves en las que mejorar?

En 3llideas tenemos amplia experiencia en torno al SEO; no en vano realizamos análisis de este estilo para clientes y aplicamos todas las recetas a nuestros propios proyectos, habiendo conseguido óptimos resultados gracias a dichas recetas. Y hoy os daremos unas cuantas pinceladas imprescindibles con las que podréis realizar un primer estudio SEO de vuestra página web, siendo un primer acercamiento a todo lo que necesitáis saber para optimizar sus posiciones en las búsquedas.

Palabras clave

¿Cómo hacer el estudio SEO de una web?

Es vital que dispongáis de una lista de palabras clave o keywords relacionadas con la página web que será objetivo del estudio SEO, siendo estas palabras las que cobrarán más importancia dentro de la estrategia actual y aquellas que deberéis seguir una vez saquéis conclusiones del estudio. Dichas keywords son las que consideréis más apropiadas para la web y/o negocio, siendo las que definen claramente lo que hacéis.

Las palabras clave han de resumir la web sin resultar repetitivas entre sí, apostando en primera instancia por combinaciones de, como máximo tres o cuatro palabras. Es complicado apostar por cadenas de búsqueda complejas o longtails nada más empezar, por lo que tendréis que analizar cuáles son las que mejor compiten en esas cadenas. Además de que deberéis fijaros en la competencia que existe, en el tráfico que mueven y en el número de búsquedas mensuales que hay para ellas.

Las primeras keywords que se han de apuntar en la tabla son aquéllas que nos vengan a la cabeza con la web. Después, podemos buscar esas palabras en Google y ver cuáles salen relacionadas, sacando así un primer avance. Para saber si realmente tienen importancia o no, Google Trends es una buena forma de averiguarlo. Además, la herramienta de palabras clave de AdWords permite descubrir keywords interesantes; así como investigar en cuáles posiciona la competencia utilizando herramientas como Sistrix. Hay muchas más, pero hemos elegido esta herramienta SEO por su potencia y porque tendréis 15 días de uso completo gratuitos (suficiente para realizar el estudio).

¿Cómo están posicionadas las palabras de la lista?

¿Cómo hacer el estudio SEO de una web?

Ya hemos hecho una lista con todas las keywords a las que deberemos prestar más atención a la hora de planificar la estrategia SEO, por lo que toca saber cómo está posicionada la web en relación de ellas. O lo que es lo mismo: saber en qué página del buscador aparece cada una para saber si tendremos o no oportunidades de cara a la competencia. Por lo general, aparecer entre las primeras 20 posiciones es lo más deseable; aunque, como es lógico, no es precisamente sencillo (todo dependerá de la competencia que exista para esa palabra y de lo fuerte que sea nuestra web en relación a ella).

Ir buscando la posición de una a una es bastante engorroso, por lo que existen numerosas herramientas para lograrlo en muy poco tiempo y de forma automática. Como siempre que ocurre en SEO, la mayor parte de herramientas son de pago, pero existen buenas opciones gratuitas. Por ejemplo, CuteRank os irá bien si sólo tenéis un proyecto, permitiendo ver la evolución de las keywords según vayáis actualizando sus posiciones. Y también necesitaréis el tráfico y la competencia de esas palabras, pudiendo utilizar SemRush en su versión gratuita. Además de Sistrix, la herramienta que os recomendamos en el anterior punto y que os da 15 días de prueba sin coste.

Contenido, la clave

¿Cómo hacer el estudio SEO de una web?

Lo más importante para los buscadores es el contenido, por lo que en cualquier estudio SEO hay que analizarlo a fondo. Teniendo ya la lista de palabras clave de la web, y sabiendo con qué páginas del site está posicionada cada una (el mismo CuteRank os lo dice, por ejemplo), es hora de contrastar el tráfico que recibimos (mediante Google Analytics) con la expectativa de búsquedas de cada keyword (con SemRush). Averiguad qué palabras y páginas necesitáis impulsar, analizad las páginas de aterrizaje mediante Google Analytics y si éstas presentan un rebote anormal, sacad conclusiones con toda esta información y realizad una tabla con la relación de páginas/keywords/visitas. Descubriréis qué es lo más importante de la web para los usuarios y aquello en lo que primero habrá que incidir.

Hay que comprobar muchos aspectos con respecto al contenido de la web. A grandes rasgos, y siempre teniendo en mente el SEO, éstos son los más importantes:

  • Cantidad de texto. No se puede obviar: las páginas han de tener suficiente peso en texto para posicionar ya que es lo que realmente interesa a usuarios y buscadores. No hay una media ni una regla con la que afirmar que algo va a posicionar mejor porque tenga más palabras, pero podríamos decir que lo mínimo serían unas 600 de esas palabras.
  • Cantidad y presencia de palabras clave. Como todos sabemos, el texto de la página ha de contener las palabras clave que nos interese posicionar. Siempre escritas de manera natural, sin forzar para que encajen en los longtails, utilizando sinónimos y formas parecidas… Vamos, que os debéis fijar en que la web esté escrita para personas.
  • Títulos en H1 con palabras clave. Los títulos siempre en lo más alto de cada página y haciendo alusión al tema de la misma y a las keywords que nos interesan. Como siempre, sin forzar la máquina.
  • Meta etiquetas cumplimentadas. Cada página ha de tener su correspondiente meta título y meta descripción. Las meta keywords ya no son necesarias, por lo que no vale la pena añadirlas.
  • No debe haber Flash, marcos y otros elementos que no aporten a la web.
  • Ojo con las imágenes. Todas las webs tienden a ofrecer un mayor aspecto multimedia ya que ésta es la tendencia, pero hay que tener mucho cuidado con el peso de dichas imágenes y con sus dimensiones. Algo importante es que hay que tratar de que la página sea lo más ligera y ágil posible, redundando así en unos mejores resultados en SEO. También hay que fijarse en los elementos Javascript y resto de código extra de las páginas.
  • Obligatorio: diseño responsive. No hagáis ningún estudio SEO en el que no se ponga de manifiesto la necesidad de que la web se adapte a dispositivos móviles: Google ha declarado la guerra a aquellas páginas que no se adapten, pudiendo sufrir severas penalizaciones si se obvia este punto. Si no se puede adaptar la web a responsive, por lo menos ha de existir una versión para formatos móviles.

Para ver cómo carga la web y en qué puntos se debe incidir a la hora de revisar el contenido, es muy útil el servicio de análisis que ofrece GTMetrix: os dará gran cantidad de información en este sentido.

Análisis de enlaces

¿Cómo hacer el estudio SEO de una web?

El último punto clave para cualquier estudio SEO básico es realizar un análisis a todos los enlaces de la página. Análisis entrantes, análisis salientes, análisis de links dentro de la página, determinación de los enlaces rotos… La naturaleza de la web está basada en la capacidad de los distintos sites de enlazarse entre sí, no habiendo perdido ni un ápice de relevancia desde que el SEO es conocido como tal.

¿Qué cantidad de enlaces entrantes disponemos? Basta con utilizar algunas herramientas básicas para conocerlos de primera mano, pudiendo ver los backlinks o enlaces entrantes, si estos backlinks apuntan a una variada selección de páginas de la web o se centran en unas pocas, tendremos acceso a los dominios que han decidido “linkar” y, además, podremos discernir cuáles de esos dominios realmente merecemos. El objetivo está claro: hay que determinar si a la web la enlazan sitios de mala calidad y poco relevantes con su temática, pasando a apuntar su limpieza como parte de la estrategia después del estudio SEO. SemRush y Sistrix os ayudarán en esa tarea, teniendo también una buena herramienta con suficientes funciones gratuitas: SEOProfiler. Esta última posee una función que detecta enlaces tóxicos, algo que deberemos apuntar en el estudio.

Además de los enlaces entrantes, también debemos observar cómo se enlazan las distintas páginas de la web entre sí. Dichas páginas han de relacionarse por contenido relacionado, productos destacados, por afinidad… y diferentes coincidencias dentro del dominio, pudiendo ser automático (los productos destacados, por ejemplo) o manual mediante enlaces dentro del contenido.

Los enlaces rotos, aquellos que arrojan un error al acudir a la página enlazada, también han de corregirse, debiendo analizar la página al completo para averiguar la cantidad y gravedad de esos links. No suele haber ninguna web que carezca al 100 % de roturas en sus enlaces, pero es importante que no existan errores que se repitan en muchas páginas o enlaces a artículos importantes que, al final, no existen. En cuanto a herramientas… Os recomendamos una muy buena gratuita: Integrity para Mac y Xenu para Windows.

Por último, os recomendamos una herramienta que os permitirá realizar un estudio SEO rápido, visual e intuitivo: WooRank. No perdáis la oportunidad de probarla: permite realizar un primer análisis sin ningún tipo de coste.

Éstos son los puntos primordiales a la hora de realizar cualquier estudio o análisis SEO, pudiendo completarse sin demasiadas complicaciones incluso por aquellos que tampoco tienen excesiva idea de todo lo referente al posicionamiento orgánico. Hemos tratado en todo momento de que, además de sencillo, también os resulte económico, habiendo recomendado herramientas de análisis gratuitas o que puedan utilizarse sin coste por un espacio limitado de tiempo. Aunque ya sabéis: si necesitáis un estudio SEO profesional en el que se analice cada detalle de vuestro proyecto web, en 3llideas os lo podemos realizar. Contactad con nosotros y os haremos una valoración.

Related Posts

Leave a reply

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.